Martes, 24 de septiembre del 2019

SÍNTESIS

Las universidades católicas en Latinoamérica han contribuido de manera decisiva en la evangelización de la cultura y en la formación de jóvenes profesionales al servicio del bien común. 

Asimismo, han sido pródigas en la generación y transmisión de conocimiento, en la vinculación con sus comunidades relevantes y en constituirse en actores significativos en la discusión en política pública en los países de la región. En esta perspectiva, las universidades han desplegado sus proyectos institucionales bajo la impronta de una inspiración católica, la cual expresa una identidad que define y orienta sus actividades académicas, administrativas, de servicio y contribución al bien público de cada país y de la región. Surge entonces la pregunta de cómo esta identidad católica puede ser actualizada, asegurada y proyectada a futuro.